Cuidados

Cuidado del ombligo del bebé

Se puede decir que la parte de más cuidado, en el recién nacido durante los primeros días es justamente el ombligo, y la caída del resto de cordón umbilical que queda en él. Es una herida totalmente expuesta a infecciones, de no ser cuidada de forma higiénica.

Por ello debemos tomar en cuenta los siguientes puntos para mantenerlo sano, teniendo en cuenta cualquier observación del pediatra, y siendo siempre precavido de que no está sangrando constantemente, ni supura ningún otro tipo de liquido y mucho menos se sienta mal olor. De ser así se debe asistir inmediatamente a urgencias.

De modo contrario a esto para su cuidado debes:

  • Tener a mano alcohol etílico y gasa.
  • Tener las manos siempre muy bien lavadas y desinfectar con alcohol.
  • Limpia siempre alrededor del ombligo, con la gasa y un poco de alcohol sin ejercer presión, sólo movimientos circulares.
  • Deja que seque sólo, no soples, tú saliva contiene bacterias que pueden infectar la herida.
  • Trata en lo posible de no colocar ningún tipo de esparadrapo, el sudor constante puede mantener húmeda la parte y será difícil de cicatrizar rápido.
  • Igualmente trata en lo posible de cambiar el pañal sin dejar que se humedezca hasta esa zona, por el mismo motivo de humedad. Revisa y cambia constantemente el pañal si está muy mojado de orina.
  • Y en el momento de cambiar el pañal de caca, también debes tener sumo cuidado de no tocar esta zona del ombligo con las manos sucias, ni alguna toalla húmeda usada en la limpieza del culito.

Forgot your details?