Semanas

Crecimiento

El primer mes del bebé

El primer mes del bebé en casa es un momento de dudas para la madre primeriza.

Seas madre primeriza o no, nunca va a dejar de preocuparte como afrontar el desarrollo del bebé, es parte fundamental deser madre la evaluación cotidiana de qué se puede hacer mejor, y sobretodo de qué hay que estar prevenida.

El primero de los más de mil interrogantes que se puede hacer una madre con la llegada de su bebé, puede ser el de  ¿está sano mi bebé? Evidentemente es el médico quién debe resolver esas dudas, a pesar de eso, al llevarlo a casa no acabas de estar convencida. Estos puntos te pueden dar una idea de cómo está tu bebé, claramente analizando con su pediatra o doctor de cabecera, y sin perder la paciencia.

Consulta la información que necesitas saber sobre el bebé de un mes >>

El primer día del bebé en casa

Llega el bebé a casa, sabes que es toda tú responsabilidad determinar que debes hacer, primero que todo recuerda, la mayoría de las mujeres lo hacen o harán, y mejor aún la mayoría lo supera, no dejes que la ansiedad ni los nervios te posean. Desde este momento la mujer experimenta una serie de cambios físicos y psíquicos que le llevan a comportarse de una u otra forma, hay de las que lo disfrutan al máximo y de las que se deprimen y se afrontan a una depresión post parto. En la mayoría de los casos se supera, sobretodo cuando cuentas con la ayuda de alguna persona de tú entorno, que te permita conciliar el sueño y relajarte, distanciándote del momento del parto. Claro que también hay una serie de síntomas que vienen dados por otra acumulación de problemas, que desde luego estos deberían ser tratados por un especialista; pero realmente el 99% de las mujeres sufre una pequeña ansiedad en silencio por impotencia de no saber como actuar, o sentir que ahora todo su mundo gira sobre el bebé. Esto cambiará en el momento en que empieces a llevar de nuevo una rutina.

La primera vez del bebé en casa

  • Debes dejar la casa en orden para que tú llegada sea lo más acogedora y conveniente para ambos, sobretodo tú habitación  seguramente será el recinto donde pasarán más tiempo. Cobijas limpias en tú cama, la luz creará un espacio agradable, mientras sea natural mucho mejor; su cuna con los objetos menos posibles que nada le estorbe, y las cobijas totalmente bien sujetas y no almohadas.
  • Aveces es difícil que en el hogar no le quieran dar la bienvenida al bebé otros integrantes de la familia, seguro pensarán que seas algo antipática al pedirles que sean lo bastante higiénicos, si lo quieren cagar, aunque en el mejor de los casos, las visitas deberían venir a partir, de que el bebé y tú estén algo adaptados a su nueva situación. A él por el  ambiente y a ti por integrarlo a tú vida.
  • No tengas la casa cerrada herméticamente por miedo a que se contagie de algo, nada como el aire fresco para que la casa este realmente en una temperatura normal, si es invierno también puedes hacerlo por momentos cortos, pues es preferible una casa fresca, y no crear problemas respiratorios o  de la piel con el uso continuo de la calefacción, e igualmente con el aire acondicionado.

Todo esto para estar más relajada. Ahora hay una serie de características y gestos que verás a lo largo del desarrollo del bebé; los primeros días y meses tu observación será más aguda, y esto seguro determina el que debas preocuparte o no. El sentido común y la intuición te puede llevar a exagerar, pero de ningún modo lo descartes, y acude en caso de mucha duda a un especialista.

Cuándo acudir al médico por tu bebé

  • Desde luego con algún tipo de golpe o caída, el pediatra determinará su estado.
  • Si tiene fiebre alta, más de 38º, si no la puedes controlar a tiempo lo llevará a convulsionar y puede ser más peligroso.
  • Vómitos y diarreas, si persiste por más de 24 horas, puede sufrir una deshidratación, sólo el pediatra sabrá que administrarle.
  • Falta de apetito, puede ser que este incubando algún virus, de cualquier forma, no debes dejar que pase más de24 horas sin alimentarse ni beber agua, al igual que antes una deshidratación puede pasar a peor.
  • Y una de las menos frecuentes pero que por supuesto debe ser de completa atención médica, es sí sangra por algún orificio ( genitales, oídos, boca, nariz, ojos o el cordón umbilical de no haber curado completamente). puede sufrir una fuerte infección.
  • Erupción en la piel, está puede estar dada por distintos transmisores, puede ser por alergia a la comida, a alguna prenda textil, a los olores y/o cremas y jabones de su uso, o sencillamente de las personas que lo suelen tener en brazos. Este tipo de alergias o salpullido en la piel, debe ser tratado, por un especialista, porque son muy incomodas para el bebé y de no tratarse a tiempo, pueden causar rompimiento en la piel, no usar cremas sin supervisión médica, puede ser interno, y  con algún jarabe se controla, sin empeorar la situación.

©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?