Cuidados

Cómo lavar la cabeza al bebé



Los bebés tienen una cabeza muy delicada y debes bañarlos y limpiarlos con mucho delicadeza.Surgen muchas dudas sobre el cuidado del bebé y cómo tratar el recién nacido. El bebé es muy frágil y no tienes la forma exacta de medir la fuerza que haces al lavarle la cabeza o cuando lo abrazas, etc.

La fontanella o mollera son dos suturas blandas, cubiertas de membranas, una en la parte central y otra en la parte de atrás de la cabeza del bebé, la cual permite que a medida que crece el bebé desarrolle en consonancia el cráneo. La limpieza y el cuidado del bebé deben ser muy blandos por un periodo de 9 a 18 meses; y especialmente palpitante los primeros 4 meses. Esta zona debe ser tratada con especial cuidado, y tratar en lo posible de no tocarla, y mucho menos que sufra algún golpe.

Ahora también hay una reacción común en los recién nacidos, que es la llamada costra láctea o dermatitis seborreica, que suele salir justo en esta parte de la cabeza del bebé, y presenta características parecidas a una especie de caspa blanca amarillenta, con la piel un poco enrojecida y algo grasienta. No es de preocupación, aquí tienes unos puntos para hacer que poco a poco desaparezca.

En definitiva, debes limpiar la cabeza del bebé con un cepillo de cerdas suaves o con un algodón, de forma muy suave sin hacer presión en la fontanella. El movimiento debe ser de atrás hacia adelante, con unas gotitas de aceite de bebé, preferiblemente que no contenga ningún tipo de perfume, arrastras esa costra, sin mucha insistencia. El aceite de bebé permite que ablande, y seguramente cuando lo bañes saldrá un poco más.

Forgot your details?