El Bebé

Cómo cuidar el cabello del bebé

Es tan delicado como cualquier parte del cuerpo del pequeño. Por esta razón, es importante cuidarlo desde el comienzo de vida, pues de esto depende que en el futuro luzca bien.El cabello se cae frecuentemente, se enreda o tiene ciertas partículas 'extrañas'.

Estas son algunas de las quejas más frecuentes de las mamás con bebés recién nacidos o que están en sus primeros meses de vida, y por eso se muestran preocupadas a la hora de cuidarlo.Sin embargo, muchas ignoran que estos fenómenos son bastante comunes en los más pequeños.

Según los dermatólogos, "se trata de un proceso natural, que se debe a ajustes hormonales en el organismo del pequeño y del ciclo natural del pelo. Normalmente este nace, crece, madura y cae. Es igual que con el pelo de los mayores, solo que en los bebés, el proceso es más lento".

Cuando nacemos, el cabello se caracteriza por ser fino, corto y delgado. Con este se forma el bebé dentro del útero, y se renueva hasta los tres o seis meses de nacido, factor que depende de cada menor. Algunos quedan calvos, pero luego les aparece una nueva cabellera.



Nacer con mucho o poco pelo es una cuestión determinada por la herencia genética. El del recién nacido se caracteriza por ser frágil, compacto y pigmentado. Su largo es menor de 2 centímetros. Pero, a medida que muda el cabello, disminuye la densidad de los folículos, mientras se incrementa la superficie corporal. También puede cambiar de forma y de color.

Cómo debe cuidarse el pelo del bebé

Del tratamiento que se le dé al pelo del bebé depende el desarrollo en la edad adulta, debido a que los folículos pilosos aparecen desde el momento del nacimiento y no se desarrollan más durante el resto de la vida.

Según la doctora Durango, "el cabello del bebé merece una atención especial a la hora del baño. Tratarlo con cariño y usar productos adecuados son cuestiones fundamentales para mantenerlo saludable".

Al lavar el pelo del bebé, necesitas escoger un champú desarrollado para la edad del niño y que tenga un Ph neutro. Los productos infantiles están formulados para no agredir el pelo y no irritar los ojos.

También se debe procurar elegir productos libres de fragancias, pues algunos resultan perjudiciales para los niños alérgicos. Tenga en cuenta que, después del baño, hay que secar muy bien los pelitos del bebé con una toalla suave. El exceso de humedad puede provocar problemas en el cuero cabelludo, en especial, si no se seca directamente y queda húmedo.

Evita productos fuertes y grasosos, incluso las cremas. Al momento de usar productos naturales, procura consultar al especialista, pues algunos pueden causar alergias o irritaciones en el pequeño. Asimismo, recuerde que algunos champús para adultos no contienen un Ph neutro y tienen sustancias que afectan el cuero cabelludo del bebé. Al peinar, opta por cepillos con cerdas suaves o peines de dientes separados y puntas redondas. Deben ser de uso exclusivo del bebé.

 

Forgot your details?