Semanas

Enfermedades

Problemas de la lengua en los bebés

cuidado-de-la-lengua-del-bebeCuando se comprende cómo hace el bebé para succionar, se sabe que todo aquello que impida que la lengua se ponga en posición correcta debajo de la areola, puede causar problemas del amamantamiento.


Frenillo muy corto: cuando este es el caso, el frenillo tira de la lengua e impide que su punta se sitúe correctamente, es decir debajo del pezón y la areola, y sobre la mandíbula. Cuando el examen del bebé confirma el hecho de que su lengua no puede cubrir, aun a veces ni siquiera alcanzar a la mandíbula inferior (a veces el frenillo tira tanto de la lengua que esta tiene la forma de un corazón estilizado), la solución es cortar el frenillo. La mamá puede amamantar luego a su bebé, generalmente sin más problemas.


Lengua retráctil: así no sea por un frenillo muy corto, la lengua está mal situada: tirada hacia atrás y frota los lados de los pezones. La punta de la lengua puede herir de manera repetida la punta del pezón. En estos casos, la explicación es que el bebé nació con la lengua demasiado corta.


La lengua se enrolla hacia arriba: en estos casos, la lengua está claramente sobre el seno. La succión es imposible y los pezones de la madre tienen el riesgo de sufrir pues el frenillo frota el pezón y lo hiere. Como en el caso precedente, estas posiciones anormales son frecuentemente resultado de la confusión seno/chupo, pero también se ven bebés que sufren alergias y utilizan la lengua para rascarse el paladar que les pica.


Otros problemas. Los bebés trisómicos (Síndrome de Down) tienen una lengua muy gruesa, con tendencia a la profusión. Esto entraña problemas de succión y demanda mucha paciencia de la madre. Algunos bebés nacen raramente con una parálisis más o menos total de la lengua, a veces luego de un nacimiento traumático.


©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?