Meses del bebé

El bebé de un mes

Durante el primer mes del bebé es importante seguir de cerca el desarrollo del recién nacido.Durante el primer mes de vida del bebé, tanto si eres madre primeriza como si no, es normal que te preocupes por el desarrollo del bebé y cómo afrontar esta nueva etapa en tu vida.

Te surgirán mil preguntas e inquietudes, propias de la llegada de un nuevo miembro de la familia a casa, y de la preocupación por el bebé de un mes, después de haberlo llevado en el vientre tanto tiempo.

Los interrogantes más frecuentes suelen estar relacionados con los juegos más convenientes para el bebé de un mes, cuál es su peso adecuado, porqué llora el recién nacido, y un largo etcétera.

Conculta todo lo que necesitas saber del primer día del bebé en casa

Alimentación del bebé de un mes

En este primer mes, aunque es aconsejable dar el pecho en la lactancia del bebé, hay muchas madres que optan por el biberón. Sea cual sea la opción que elijas deberás tener en cuenta las tomas, tanto en cantidad como en periodo de tiempo. Consulta a tu pediatra e intenta seguir los horarios que te indique para la buena alimentación y nutrición de tu bebé.

Desarrollo del bebé de un mes

Al llegar al mundo el bebé recién nacido experimenta grandes cambios. Durante el primer mes su organismo pasa de estar en un medio acuoso, dentro de la placenta de la madre, a un medio externo y desconocido. Esto supone que tenga que adaptarse a respirar al aire libre, a que su circulación sanguínea funcione de forma autónoma, sin tener ese vínculo al cordón umbilical, y también deberá aprender a mamar para poder sobrevivir.

El crecimiento y desarrollo del bebé de un mes >>

Para que todo salga bien es normal que este primer mes tenga que someterse a pruebas médicas continuas. El recién nacido estará bajo el control de los profesionales, quiénes llevarán un cuidadoso seguimiento de su desarrollo para que todo evolucione favorablemente.

Estimular al bebé de un mes

El bebé de un mes es un recién nacido que por el momento está todavía en proceso de desarrollar sus sentidos, por ahora el olfato y el tacto son sus principales estímulos, así que intenta potenciarlos y acercarte al bebé a trevés de ellos.

El recién nacido será capaz de distinguir la forma en que lo coges, y el olor de la propia madre es de los primeros que aprende a reconocer y diferenciar del resto. Esto se potencia si se alimenta a través de la lactancia materna.

Forgot your details?