Bebé prematuro

Llegada del bebé prematuro a casa

int(5)

Cuidados y precauciones en el bebé prematuro:

  • Lavarse las manos antes de tocar al niño.
  • No permitir que se fume delante del bebé y preservarlo de ambientes contaminados.
  • Evitar el contacto con juguetes y objetos con los que puedan haber jugado niños enfermos.
  • Evitar los lugares cerrados con gente (supermercados, transporte público, guarderías).
  • Evitar que se le acerque nadie con fiebre.
  • Lavar muy bien los platos con agua caliente y jabón.
  • Tirar los pañuelos de papel tras su uso.

Temperatura ambiental: Durante las primeras semanas la casa debe mantenerse ligeramente más caliente de los habituales 22 grados. El mecanismo regulador de la temperatura corporal del prematuro suele funcionar adecuadamente cuando recibe el alta, pero debido a su poco peso y a que tiene más superficie corporal con relación a su grasa que un bebé nacido a término, puede necesitar más ayuda para mantener el calor. Si no, consumirá calorías para conseguirlo y no ganará tanto peso. Si está inquieto, hay que revisar la temperatura y tocarle las manos, piernas y nuca para confirmar que no están frías. También le perjudica el exceso de calor.

Vacunaciones y enfermedades: Hay que ser especialmente estrictos con el calendario de vacunaciones. El riesgo de infecciones aumenta en los nacidos antes de las 35 semanas de gestación, ya que hasta entonces el paso de anticuerpos de la madre al feto por la placenta es bastante escaso. Los prematuros no solo necesitan más tiempo para madurar su sistema inmunológico, sino que poseen menos anticuerpos de origen materno. Las infecciones más comunes en estos bebés son las respiratorias y las digestivas.


Forgot your details?