Semanas

Enfermedades

La Parasitosis en el bebé

parasitosis-en-el-bebeLos parásitos son organismos que pueden producir enfermedad y se pueden separar en dos grandes grupos: los protozoarios que son microscópicos y los otros que son gusanos visibles a simple vista.

Principalmente las manifestaciones clínicas que dan los parásitos microscópicos se relacionan con la mala absorción de los alimentos es decir que pueden dar dolor abdominal, diarrea o gases. Compiten con los mecanismos normales de absorción de los alimentos.

Otro de los síntomas asociados a la parasitosis además de la anemia es la hipoproteinemia, es decir que estos niños están mal nutridos y en diferentes grados. Los parásitos generalmente entran al organismo de los niños por la boca debido al consumo de alimentos contaminados y agua contaminada. Los niños no se lavan bien las manos y muchas veces los hábitos de higiene en nuestra colectividad no son las adecuadas y si a eso se suma las condiciones socioeconómicas en las que viven debido a que no hay agua potable, se agrava el cuadro, dijo el médico.

Hay diferentes tipos de parásitos y cada uno tiene un tipo de vida diferente. Uno de los más conocidos es el áscaris que migra de intestinos a través de las vías linfáticas al hígado y de ahí puede pasar a la circulación y a los pulmones. Por eso muchas veces se expulsa por la boca formando un cuadro muy dramático.

Para evitar la parasitosis: la higiene y la disposición de las excretas es lo más importante. Hay que acostumbrarse a lavarle las manos a los niños, no meterse nada a la boca aunque a cierta edad esto puede se imposible de controlar pero no hay excusas en los niños mayores. En cuanto a la preparación de los alimentos hay que lavar muy bien los alimentos. Y en cuanto a la disposición de las excretas, la mamá debe lavarse las manos cada vez que le cambie el pañal al bebé y no dejar este desecho en cualquier sitio.


©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?