Cuidados

Cómo prevenir los golpes de calor en los bebés

int(8)

golpe-de-calor-en-el-bebeUna de las medidas de prevención para evitar los golpes de calor es evitar las altas temperaturas y la exposición al sol de tu bebé sin protección. Podemos aclimatarlo a un ambiente determinado (playa, piscina, montaña) de forma progresiva.

Por ejemplo, el primer día basta con exponerlo a la temperatura ambiente durante diez minutos, el segundo veinte, el tercero media hora .

También es recomendable evitar las horas centrales del día a la hora de realizar nuestros planes. Tanto en tu residencia habitual como en tu destino de vacaciones, busca un lugar fresco y a la sombra para tu bebé.

Lleva siempre una sombrilla o un protector solar al lugar que elijas. Además de una buena crema de protección solar alta, que debes aplicar tanto los días de sol como los días nublados, viste a tu bebé con una camisa de tonos claros y de tejido transpirable, y protege su cabeza con un gorro o sombrerito.

Observa su estado de ánimo, por ejemplo si está alegre o decaído, ya que su comportamiento puede ser un indicador de que algo ocurre, y también el tono y aspecto de su piel (enrojecida, sudorosa). Y si detectas alguno de los síntomas del golpe de calor actúa de la forma que hemos descrito en el punto anterior.

Para evitar que el golpe de calor desencadene en una complicada deshidratación, es muy importante que ofrezcas de beber con frecuencia a tu hijo, aunque parezca que no tenga sed. Si a tu bebé le cuesta beber, prueba a darle pequeños sorbos a lo largo del día.


Forgot your details?