Semanas

Lactancia

Cómo destetar o dejar de amamantar al bebé

lactancia-maternaEl día que decidas suspender la lactancia, debes tomarlo con calma. Dependiendo de la edad de tu bebé, puede percibirla como un modo necesario de recibir nutrientes o como una herramienta puramente emocional para calmarse.

De cualquier forma, el bebé no va a dejar con facilidad algo que le gusta, el interrumpir de forma repentina o apresurada la lactancia puede ser traumático tanto para tu hijo como para ti. El bebé sentiría la pérdida de su principal objeto de seguridad, aquello que le provee la mayor comodidad, y en tu caso, tus senos podrían comenzar a congestionarse y te haría falta el ritual de amamantar. Haz las cosas con sutileza.

Pasos a seguir para el destete.

Destete para el bebé menor de un año.

Lo ideal es que el proceso de destete se inicie dos meses antes de la fecha señalada para suspender la lactancia, consulta la información del bebé de diez meses. A medida que reduces las sesiones de lactancia, extrae la leche de tus senos y viértela en un biberón o una taza entrenadora. Si tu bebé tiene cerca de 1 año, puedes considerar saltarte la etapa del biberón. Reduce la extracción de leche de forma gradual y empieza a alternar la leche de fórmula con tu propia leche. Durante la primera semana sustituye sólo 1 toma al día por biberón o la taza. Luego, aumente a 2 tomas de biberón en la segunda semana y 3 en la tercera semana. Tu pequeño se acostumbrará a la nueva rutina. Deja para el final la sustitución de sus tomas favoritas (por ejemplo, la primera o la última del día).

Cómo hacer un destete rápido.

Si lo deseas, para acelerar el proceso introduce una nueva toma con biberón cada tres días en lugar de hacerlo cada semana. Sin embargo, corres el riesgo de que tus senos se congestionen. Para evitarlo, puede ser que debas seguir extrayéndote la leche una vez que hayas destetado a tu bebé, con el fin de disminuir la producción de forma gradual.

Un buen consejo: Deja que tu pareja o quien esté cuidando de tu bebé le dé el biberón en algunas de sus tomas. Si estás presente a la hora de alimentarlo puede que se inquiete mucho y comience a extrañar tu seno.

Destete para el bebé mayor de un año.

A esta edad también es ideal seguir el anterior esquema de destete (de dos meses de duración). Para cuando haya llegado la última semana, tu bebé debe sentirse cómodo bebiendo de una taza entrenadora. Cuando lo lactes, establece un tiempo fijo para cada toma; 3 ó 4 minutos pueden ser suficientes. También evita los lugares donde le das pecho con frecuencia. Otro consejo es usar prendas complicadas (como vestidos con botones o cierre por la espalda), de modo que cuando el pequeño te pida pecho, puedas excusarte en la dificultad que para ti representa desvestirte. Esta respuesta puede satisfacer a un niño que le gusta amamantar por hábito y no por hambre. Además del pecho, tu hijo necesitará otras formas de conectarse contigo. Las charlas, las lecturas, los cantos y los cuentos son una manera de brindarle la atención que necesita. A medida que encuentres otra forma de compartir con él, serán menos recurrentes las sesiones de pecho. No es buena idea que suspendas la lactancia cuando en tu familia se están experimentando cambios como mudarse a una nueva casa o la llegada de un nuevo bebé. Para el niño puede resultar difícil no volver a una de sus rutinas preferidas.

 

logo_cuidadoinfantilSi quieres consultar toda la información sobre el tema, entra al especial sobre la lactancia que hemos preparado en Cuidado Infantil.

©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?