Enfermedades

Bebés con síndrome de down

int(7)

bebe-con-sindrome-de-downActualmente los programas que intentan cerrar la brecha y prejuicios frente a personas con discapacidad permiten un acercamiento a lo que significa estar en esa situación, lo que puede generar preguntas en los futuros padres acerca de la posibilidad de que el bebé nazca con alguna lesión como el síndrome de Down.

Uno de cada 1.000 niños nace con este síndrome, que puede definirse como una clase de retraso global de origen genético. El accidente genético está al nivel de los cromosomas, cuando del desarrollo celular resultan 47 cromosomas y no 46 como generalmente ocurre. Los cromosomas son la estructura celular que contiene la información genética y, por esto, tener un cromosoma de más hace que los niños con S.D. tengan unos rasgos característicos. Sin embargo, eso no es suficiente para determinar el grado de retraso que puede presentar el pequeño.

¿Cómo saberlo?

Existen pruebas que pueden realizarse durante el embarazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos el diagnóstico se realiza en el momento en que nace el bebé.
Los rasgos típicos con los que se asocia el síndrome de Down son:

  • Déficit de tono muscular (capacidad de adaptarse al entorno que constituye la base de la postura y coordinación).
  • Hiperflexibilidad (tendencia a extender excesivamente las coyunturas).
  • Manos anchas y pequeñas con una sola arruga en la palma.
  • Pies anchos y dedos cortos.
  • Ojos alargados.
  • Cuello corto.
  • Microcefalia (cabeza pequeña).
  • Llantos cortos y agudos.
  • Aumento de la hendidura entre el primer y segundo dedo, y mayor distancia entre ellos (signo de la sandalia).

Algunos de estos rasgos no serán muy notorios al nacer, pero aquellos como la hipotonía, la hiperflexibilidad y el llanto pueden ser signos importantes que serán confirmados por una prueba de cromosomas requerida por el médico.


Forgot your details?