El Bebé

Ansiedad del bebé a partir de los 8 meses

La ansiedad del bebé de ocho meses es algo muy habitual a su edad.El bebé de ocho meses se vuelve más consciente del mundo que lo rodea. Es capaz de diferenciar entre las personas próximas y los desconocidos. A menudo gira la cara al ver a personas que no conoce. Las dificultades y la ansiedad relacionadas con el hecho de tener que separarse de sus padres se manifiestan también a la hora de dormirse.

Es el momento de los llantos, el bebé de ocho meses se niega aceptar la soledad de la noche y se resiste al sueño. Se despierta por la noche con mayor frecuencia. Necesita que lo tranquilicen. Los padres deberán acompañarlo con cariño y firmeza mientras se duerme. Antes de acostarlo hay que reservar un momento de tranquilidad para prestarle atención. Resulta útil darle un juguete que le resulte familiar y sirva para tranquilizarlo: un osito de peluche, un muñeco, un trozo de tela.

Cuando está ansioso, el bebé de ocho meses suele elegir un objeto, siempre el mismo, al que se abraza para tranquilizarse. Este objeto recibe el nombre de transicional, puesto que le permite llevar a cabo la transición entre el estado de fusión afectiva con su madre, experimentado durante los primeros meses de vida, y la nueva relación que tiene con ella, en la que pasa a ser una persona externa y distinta de él.

Este objeto, que es muy importante para el bebé, le ayuda a superar la ansiedad. Este objeto o juguete de seguridad debe ser siempre tenido en cuenta y respetado.

 

Forgot your details?